2010 – 2017

2010-ACTUALIDAD white

Comienza el despegue

Al finalizar la temporada 2009/2010 se anunció la contratación de un nuevo entrenador, Paco Herrera, procedente del Villarreal B. Además se cerraron las contrataciones de De Lucas, Joan Tomás, Murillo y David Rodríguez (en su segunda etapa como celeste). El Celta comenzaba a dar continuidad a un mismo proyecto, con pocos fichajes que aportaran un salto de nivel y una firme apuesta por la cantera. Yoel, Hugo Mallo, Roberto Lago, Túñez, Jonathan Vila, Oubiña, Álex López, Michu, Abalo, Toni, Iago Aspas… la factoría de A Madroa comenzó a dar sus mejores frutos en mucho tiempo.

El Celta realizaría una gran temporada, manteniéndose siempre en los puestos altos de la clasificación, pero un bajón en los resultados llegada la segunda vuelta alejó a los vigueses del ascenso directo, teniendo que jugar el recién instaurado playoff de ascenso. En la primera eliminatoria el rival fue el Granada FC, uno de los equipos revelación de aquel campeonato. El partido de ida, en Balaídos, encendió las ilusiones de la parroquia viguesa. 1-0 con gol de Michu y buen juego. El pase a la final y el regreso a Primera se acariciaba con los dedos.

granada-celta playoff

Sin embargo, en el partido de vuelta el RC Celta se encontró con un infierno en el Estadio de Los Cármenes. La semana previa al encuentro había sido polémica, con acusaciones hacia Iago Aspas por un choque fortuíto con el portero Roberto en el partido de ida. El Celta hizo méritos para ganar el partido, pero fue el Granada por medio de Orellana quien anotó. 1-0 que igualaba la eliminatoria y llevó el envite a la prórroga y después a la tanda de penaltis. Michu, héroe en el partido en Balaídos, tuvo la responsabilidad de ejecutar el lanzamiento que podía certificar el pase a la final. El asturiano disparó defectuoso y, tras anotar el Granada el siguiente penalti, Catalá erró la siguiente pena máxima de los olívicos. Los granadinos pasaban a la siguiente eliminatoria, que a la postre les llevaría a la División de Honor del fútbol español.

La derrota fue un jarro de agua fría para equipo, club y afición. En el recuerdo de todo el celtismo quedará el recibimiento que la hinchada celeste dio a jugadores y cuerpo técnico en el aeropuerto de Peinador, a su regreso de Granada. Aquel fracaso no haría más que llenar de motivación extra a la plantilla para afrontar la siguiente temporada.

El Celta regresa a su casa: la Primera División

En la temporada 2011/2012, Paco Herrera continúa al frente del equipo céltico. Por segundo año se da continuidad al proyecto, con pocas pero muy estudiadas incorporaciones. Mario Bermejo, Bellvís, Natxo Insa, Oier y Orellana (viejo conocido del Celta, ya que fue el autor del gol del Granada en la vuelta del playoff de ascenso) fueron los fichajes de aquel verano.

El equipo tardaría un poco en arrancar, pero una vez lo hizo su camino hacia el ascenso directo fue imparable, aunque no exento de sufrimiento. La lucha con el Valladolid pòr la segunda plaza, que aseguraba la promoción a Primera División, fue emocionante y reñida hasta casi el final de la campaña. El celtismo vivió partidos inolvidables en los que la unión entre afición y equipo fue la mayor en mucho tiempo, como el 4-1 contra el Xerez o la espectacular remontada contra el Almería, también en Balaídos, en la que los vigueses vencieron por 4-3 gracias al aliento de la grada. Los 23 goles de Iago Aspas, máximo artillero nacional de la categoría, fueron decisivos para alcanzar el objetivo.

aficion ascenso

El Celta celebraría la consecución del ascenso en casa, ante el Córdoba, en un partido en el que a ambos equipos les valía el empate para cumplir sus objetivos y que finalmente tuvo un marcador de 0-0. La fiesta posterior al encuentro en Balaídos pasará a la historia del club como uno de sus grandes momentos. Música, fuegos artificiales y una afición entregada fueron el prolegómeno de una noche de gran fiesta para Vigo, con parada incluída en Plaza América.

Aquella temporada también fue la de el regreso del derbi gallego. Celta y Deportivo se encontraron de nuevo, esta vez en Segunda División, y aunque los vigueses fueron mejores en los dos partidos del campeonato ante el eterno rival, fueron los coruñeses quienes se hicieron con ambas victorias.

Objetivo: consolidarse en la máxima categoría

Temporada 2012/2013. El Real Club Celta por fin regresa al lugar donde merece estar, la Primera División, y lo hace con el respaldo de 22.500 abonados, el récord histórico del club. El proyecto iniciado dos años atrás continúa adelante, manteniendo el bloque de la campaña anterior. Javi Varas, Cabral, Samuel, Augusto Fernández, Krohn-Dehli y Ju Young Park son los fichajes que realiza el club para el campeonato 2012/2013.

celta 2012 plantilla

Tras un arranque de temporada prometedor en el que el Celta sorprendió con un fútbol vistoso, la preocupación comenzó a contagiar al celtismo al ver que los resultados positivos se hacían de rogar. Tras momentos complicados y difíciles en los que la afición empujó al equipo como no se recordaba, el club vigués llegó a la última jornada con la permanencia en juego y dependiendo de otros equipos. La actitud de la hinchada céltica fue fundamental en la victoria ante el Espanyol por la mínima, suficiente para que el Celta continúe un año más en Primera División. Además el filial consiguió el ascenso a 2ªB, el juvenil se proclomó subcampeón español, los veteranos fueron campeones de fútbol indoor y el resto de categorías vencieron sus respectivos campeonatos. Un año de esfuerzo, trabajo y sufrimiento que finalmente deparó un sinfín de alegrías.

historia_1213.jpg

En la 2013/2014 llegó al banquillo vigués Luis Enrique Martínez, técnico que en tan sólo una temporada dejó una gran huella en el club celeste. El equipo se reforzó con nombres ilusionantes como Rafinha, Charles, Fontàs y Nolito y dio un importante salto de calidad en un año en el que comenzó a consolidarse la atractiva propuesta de juego del RC Celta. La temporada, la del 90 aniversario del club, concluyó logrando la permanencia con solvencia y finalizando el campeonato en la novena posición con 49 puntos.

El verano trajo de nuevo cambios al banquillo céltico. Luis Enrique se convirtió en entrenador del FC Barcelona y el Celta apostó por el regreso de un jugador referente para la afición: Eduardo Berizzo. El técnico argentino supo conservar las líneas maestras del equipo y añadir su estilo propio para elevar la propuesta futbolística del Celta a cotas cada vez mayores. El club ser reforzó para la 2014/2015 con jugadores como Larrivey o Pablo Hernández y jóvenes promesas como Sergi Gómez, Planas o Bongonda. Con grandes momentos como la victoria en el Camp Nou y otros complicados, como una racha de 10 partidos sin vencer, la temporada finalizó con un último tercio de campeonato sobresaliente que llevó al Celta a ocupar la octava plaza, una más que el año anterior, con 51 puntos.

w_7a17294afc23221626lfp-2015-05-23-03.jpg

Esta también fue la campaña en la que Borja Oubiña, capitán y referente de la cantera celeste, colgó las botas; una temporada en la que el club comenzó a avanzar en proyectos importantes como la reforma del estadio, la adquisición de una sede social propia, la desaparición total de la deuda…

La 2015/2016 no podía haber comenzado de mejor manera. A la buena racha de resultados se suma una espectacular victoria por 4-1 ante el FC Barcelona y el aplauso consensuado del fútbol mundial ante la manera de jugar del RC Celta. El año en el que el club cumple 50 temporadas en Primera División se presenta como uno de los más ilusionantes en la historia reciente de la entidad. La unión de club, equipo y afición seguirá llevando al RC Celta a metas cada vez mayores.

w_210deef1bd29215940lrv20150429-23.jpg

El Celta vuelve a soñar: 50 temporadas en Primera y regreso a Europa

En la 2015/16 el Celta sumó su temporada número 50 en Primera División, todo un hito que se celebró de la mejor manera posible, regresando a una competición europea 15 años después. En su segundo año al frente del banquillo, Eduardo Berizzo llevó al equipo un paso más allá, consolidando un estilo de juego que maravilló dentro y fuera de nuestras fronteras. Para el recuerdo queda la histórica goleada 4-1 al FC Barcelona o unas semifinales de Copa del Rey ante el Sevilla en las que el Celta tiró de fe hasta el pitido final del partido de vuelta, un encuentro en el que la complicidad entre jugadores y afición quedó más patente que nunca. La decepción en la competición copera se olvidó con la clasificación a la UEFA Europa League. A falta de una jornada para el final de la Liga, el Celta se aseguró una plaza en el torneo continental venciendo al Málaga en Balaídos gracias a un solitario tanto de Nolito.

Tras los pertinentes festejos y unas merecidas vacaciones, el Celta regresó en la 2016/17 cargado de ilusión para afrontar con ambición tres competiciones : Liga, Copa y Europa League. Encuadrado en el grupo G junto a Ajax, Standard de Lieja y Panathinaikos, los celestes lograron superar la Fase de Grupos como segundos clasificados.

El nombre del Real Club Celta de Vigo volvió a resonar en toda Europa. El estilo y clase del conjunto vigués no pasó desapercibido para nadie, tampoco para rivales como el Shakhtar Donetsk, el Krasnodar o el Genk, eliminados por los de Berizzo en dieciseisavos, octavos y cuartos del torneo. Fueron noches de ensueño que permanecerán para siempre en la memoria del celtismo.

El Celta llegó a las semifinales de la Europa League con la máxima ambición. Enfrente, un Manchester United con el mediático Jose Mourinho en el banquillo. Un 0-1 en la ida en Balaídos dejó la eliminatoria pendiente de decidirse en Old Trafford. La afición celeste protagonizó un desplazamiento sin precedentes a Manchester, donde fueron ejemplo de comportamiento tanto antes como durante y después del partido. El Celta lo dio todo para clasificarse a la final y lo mereció, pero un empate a unos dejó a la familia celtista a un solo paso de acariciar su sueño.

El sabor agridulce se repitió en la Copa del Rey. Por segunda temporada consecutiva, el Celta logró plantarse en semifinales del torneo tras eliminar a equipos como el Valencia o el Real Madrid. Un empate sin goles en Balaídos dejó todo por decidir en el campo del Alavés, último obstáculo para alcanzar la final. Los vascos fueron mejores en el choque de vuelta y, con un único tanto, arrebataron el pase a los célticos.

A pesar del resultado final, la 2016/17 fue una temporada histórica para el RC Celta que nadie olvidará fácilmente.

Juan Carlos Unzué toma el relevo

Después de tres temporadas con Eduardo Berizzo al frente del equipo, el banquillo del Celta recibió a un nuevo inquilino : Juan Carlos Unzué. Conocedor de la casa celeste por su anterior etapa en el club como segundo de Luis Enrique, Unzué llegó a Vigo tras ser partícipe de una de las mejores etapas en la historia del FC Barcelona.

Nuevas incorporaciones como las de Maxi Gómez, Lobotka y Emre Mor o la continuidad de Jozabed suponen un refrendo al proyecto deportivo del Celta. La 2017/18 se presenta como una campaña para volver a soñar.