Comunicado del RC Celta

Fue una temporada dura, complicada, con un repentino cambio de objetivo difícil de digerir. En esa lucha por asumir con entereza un reto diferente surgió la fuerza de la afición. El celtismo, lejos del desánimo o el reproche, marcó el camino con entusiasmo. Lejos de la rendición o de las dudas, inundó el vestuario con una energía poderosa y vigorizante. Sin su fe y su empuje, el desenlace hubiera sido otro. Sin su entrega y aliento, ‘A Nosa Reconquista’ no hubiera sido posible.

Los recibimientos al equipo nos dejaron imágenes sobrecogedoras e inolvidables, un tipo de imágenes que suelen estar vinculadas a celebraciones, a éxitos y festejos. Aquí fueron diferentes, fueron imágenes de pasión, de compromiso, de apoyo incondicional ante un reto de máxima dificultad que nadie se había planteado meses atrás.

Los sonidos de ABANCA Balaídos durante los partidos también perdurarán en nuestra memoria. Desde la pasión con la que se entona el himno hasta el aliento incesante que propició épicas remontadas y victorias decisivas.

La mejor afición de España se merece un equipo en Primera División. El RC Celta afrontará en unos meses su octava temporada consecutiva en la máxima categoría. Este éxito tiene un nombre: celtismo.

Gracias afición

¡Hala Celta!