El Celta B se lleva de Mareo un botín muy inferior a sus méritos (1-1)

El Celta B sumó un punto ante el Sporting B en Mareo que deja un sabor amargo dado el caudal de fútbol y las innumerables ocasiones de los celestes. El filial céltico se puso por delante mediada la primera mitad con un tanto de Sergio Bermejo y apenas cinco minutos después el equipo local logró el empate desde el punto de penalti.

El Celta B fue notablemente superior a su rival, en especial en una segunda mitad de dominio absoluto, con un fútbol dinámico y vertical que dejó un aluvión de ocasiones para los celestes. Brilló el guardameta local, el mejor de su equipo, ante un Celta B que no dejaba de empujar y de generar ocasiones de gol. La cruceta, ya en el tramo final del encuentro, impidió la merecida victoria celeste tras un espectacular remate del juvenil Gabri desde la frontal.

Finalmente, un punto que sabe realmente a poco y no refleja el gran fútbol desplegado en Mareo por el filial céltico.