El filial consigue un meritorio empate ante el Marino (1-1)

El RC Celta B consiguió un meritorio empate ante el Marino (1-1) en el debut del entrenador Onésimo Sánchez en el banquillo celeste. El filial fue mejorando con el paso de los minutos e igualó el tanto local con un penalti transformado por Moha. Pese a las bajas, el equipo vigués pudo llevarse los tres puntos en el tramo final.