Este sábado se liberan los asientos de los abonados que no hayan renovado

Cantera y afición son dos de los elementos clave sobre los que se sustenta el RC Celta. El club está realizando un enorme esfuerzo para que A Madroa sea protagonista en el primer equipo, donde ya hay diez jugadores formados en las categorías inferiores. El otro pilar, la afición, inquebrantable en los malos momentos y soñadora en los buenos, tiene la oportunidad de impulsar este ilusionante proyecto desde la grada.

Este viernes 19 de julio concluye el plazo para que los socios puedan renovar su abono y conservar su asiento en el estadio Abanca Balaídos. Después de esa fecha, su localidad quedará a disposición de aquellas personas que sí hayan renovado y quieran cambiar de ubicación o para los nuevos miembros de la familia celeste que se hayan anotado en la lista de espera, que se acerca a las 1.500 personas.

Los primeros partidos de la temporada, en Abanca Balaídos ante Real Madrid y Valencia, son una importante prueba que equipo y afición deben superar unidos. Por ello es importante ver, como tantas y tantas ocasiones, un estadio lleno de sangre celeste que empuje y arrope a los jugadores. Aquellos socios que no hayan renovado antes de este viernes no tendrán opción de ir al encuentro ante el conjunto blanco pues la segunda fase de la campaña de abonados arranca el 19 de agosto,

Todos aquellos celtistas que todavía no hayan renovado pueden tramitar su abono en la red de cajeros de Abanca en toda Galicia y también completar todas las gestiones, incluida la financiación, en istovaidecorazon.com