Hjulsager: «Estoy feliz de estar aquí»