INMERSION CULTURAL

Descubrirás Vigo, una ciudad conocida por su rica historia, su gastronomía (basada en la tradicional cultura de los pescadores) y sus playas. Tendrás la oportunidad de disfrutar la ciudad, su herencia histórica y su reconocido producto gastronómico.

Lugares interesantes de la ciudad

  • A Pedra (Ostras):La calle de las ostras es quizá el mayor reclamo turístico del Vigo urbano: decenas de metros destinados a la degustación de las famosas ostras de la Ría de Vigo. La tradición se sigue por instinto: los moluscos se compran directamente a las ostreras y se degustan al natural, en las mesas de los establecimientos que se reparten por la calle. El mejor maridaje para este bocado de mar es una copa de vino blanco con denominación de origen Rías Baixas.

 

  • Casco antiguo:Vigo respira desde su Barrio Histórico, su carismática zona vieja: un pequeño pueblo en medio de una ciudad industrial y bulliciosa. Un proceso de rehabilitación, que todavía está en marcha, ha permitido devolver gradualmente la vida vecinal a este bellísimo barrio de vericuetos y calles que serpentean hacia el mar. Hoy, nuevos comercios y establecimientos abren en calles como Palma, Oliva o la calle Real, que une O Berbés con la Colegiata, como se conoce a la Concatedral de Vigo, la Iglesia de Santa María.

Desde la impresionante y siempre animada Praza da Constitución -en cuyos soportales se vendía de todo hace dos siglos-, hasta la ribera del Berbés, el Mercado de A Pedra o la Praza da Pescadería, donde probar las famosas ostras, el barrio popularmente conocido como casco vello merece más de un paseo.

Además, estás en una de las mejores zonas gastronómicas de la ciudad: en la zona vieja de Vigo puedes ir de vinos y de tapas, o sentarte a cenar en algunos de los restaurantes históricos de la ciudad, saboreando el mejor pescado y marisco de España.

 

  • Islas Cíes:Las Islas Cíes son el mayor tesoro de la ría de Vigo: Un increíble Parque Nacional Marítimo-Terrestre y uno de los lugares más hermosos del país, de ahí que los romanos les pusieran el nombre de las islas de los dioses.

El archipiélago de Cíes son 3 islas: Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Las 2 primeras unidas por un largo arenal: la playa de Rodas, la mejor playa del mundo, según The Guardian.

Cíes forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas: un paraíso de playas paradisíacas y aguas cristalinas, con un entorno natural que lo convierten en un observatorio de fauna y flora único.

Una visita a Cíes es ideal tanto para practicar senderismo en familia como para una escapada en busca de playas vírgenes y tranquilas. Se puede hacer una excursión de un día en barco a Cíes o alquilar un yate en Vigo. O, si prefieres, pasar un fin de semana en Cíes de acampada. Además, es un lugar excepcional para bucear en la ría de Vigo y, con suerte, podrás nadar rodeado de arroaces (los delfines autóctonos, de menor tamaño).

 

  • Mercado del Berbés:Antes de existir el mercado de abastos de O Berbés, uno de los más antiguos de Vigo, las ventas se hacían al aire libre, en plena plaza. Pero el mercado de la Praza dos Ratos (plaza de los ratones), que así se llamaba O Berbés, dejó de existir en 1966, tras inaugurarse la plaza actual. En aquella época formaba parte de la Ribeira de O Berbés, donde desde hacía más de cien años se vendía pescado; en el siglo XIX, el mar llegaba hasta los soportales y este era el único mercado de pescado que existía en Vigo, junto al de la calle Pescadería, que hoy es la Calle de las Ostras

Han pasado casi dos siglos, pero O Berbés sigue destacando por sus pescados y mariscos, aunque los nuevos tiempos han traído con ellos puestos de carne, frutas y verduras, pan, flores…

 

  • Gastronomía:Comer en Vigo te sumergirá en un mar de sabores únicos. Su cocina es mucho más que una experiencia gourmet o una oportunidad para catar el mejor marisco de la ría de Vigo a buen precio: Es todo un ritual. La cultura gastronómica gallega en Vigo se manifiesta en todas las costumbres diarias: del aperitivo a las tapas y las cañas después del trabajo, o el churrasco en familia del fin de semana.

Además, hay decenas fiestas gastronómicas en Vigo dedicadas a exaltar los productos gallegos y tenemos platos que forman parte del recetario clásico español, como la empanada o el pulpo á feira.

En el éxito de la cocina de Vigo confluyen varios factores: la riquísima tradición de la cocina gallega, una de las más variadas, sabrosas y reconocidas de España; la diversidad de opciones gastronómicas para comer en Vigo y el excepcional puerto de Vigo, que surte de la mejor materia prima a nuestra lonja, mercados de abastos y restaurantes.

 

  • Puerto:El turismo náutico en Vigo tiene una gran tradición y muchos aficionados. Las excelentes condiciones naturales para navegar o practicar deportes náuticos que ofrece la ría de Vigo te permitirán disfrutar de un paisaje único en Galicia: sólo en Vigo podrás sentir la infinita libertad de navegar en medio del océano Atlántico y observar la bulliciosa vida de la mayor ciudad de las Rías Baixas.

Naturaleza y ciudad se mezclan en Vigo para poner a tu disposición el mejor escenario para un viaje náutico: desde Vigo podrás recorrer en velero la costa sur de Galicia o aprovechar para practicar surf en unas de las mejores playas de las Rías Baixas; descubrir la ría con una tranquila travesía en kayak, dar unas clases de vela o bien participar en alguna competición de piragüismo a lo largo de la ría de Vigo.

En Turismo de Vigo, ponemos a tu disposición Un Mar de Náutica, donde encontrarás todo lo necesario para organizar un completo y emocionante viaje de turismo náutico a Vigo: puertos deportivos de Vigo, actividades náuticas, clases de vela, cursos de surf… Elige y disfruta.

 

  • Bus turístico:Si viajas a Vigo con niños o simplemente no te apetece caminar, el bus turístico de Vigo es una excelente elección para ver lo más destacado de la ciudad con comodidad.

Desde la planta descubierta del bus turístico de Vigo podrás visitar algunas de las zonas más emblemáticas de la ciudad. Gracias al sistema de locución, disponible en varios idiomas, descubrirás que entre las calles Policarpo Sanz y García Barbón se concentra la mayor parte de la oferta museística de Vigo o, la identidad de los personajes que dan nombre a dichas calles. El tour turístico pasa por el mejor mirador sobre la ría de Vigo, te descubrirá la auténtica ciudad en barrios como Bouzas y te llevará hasta las maravillosas playas de Vigo.

 

  • O Castro:El monte de O Castro ofrece uno de los paseos con mejores vistas de Vigo a la ría en menos de 2 horas. O Castro es el mayor parque del centro de la ciudad y es, junto con el parque de Castrelos, su auténtico pulmón, a un paso de las calles más comerciales y las zonas administrativas o residenciales. A lo largo de los senderos de O Castro disfrutaremos de este parque botánico, de su historia y sus increíbles vistas.

 

  • Parque de Castrelos:El parque más grande de Vigo es Castrelos. Llamado Castrelos ya desde el siglo XIII, en la actualidad ocupa 220.000 m². Además del placer de pasear por sus senderos, junto al río Lagares, el parque alberga el Museo Pazo Quiñones de León. Es el lugar típico de los vigueses para celebrar bodas civiles y ofrece al visitante cuidados jardines de estilo francés e inglés, llenos del romanticismo de épocas pasadas.

 

  • Monumento de los Galeones:Uno de los monumentos más hermosos de Vigo son Las Anclas, el llamado Monumento a los Galeones de Rande: levantadas sobre el Monte de O Castro y mirando a la Ría de Vigo. Una imagen única.

El monumento lo componen las anclas de 3 de las decenas de navíos que se hundieron en la ría de Vigo durante la Batalla de Rande (1702), que se recortan contra el horizonte. Es una obra del arquitecto Desiderio Pernas que rememora la mítica batalla, en la que se enfrentaron la armada anglo-holandesa y una flota hispana escoltada por una francesa. Los tesoros que iban en los barcos españoles, según la leyenda, se hundieron con los navíos en las profundas aguas de la ría. Cada pocos años, una expedición se sumerge a bucear en la ría de Vigo para buscarlos. ¡Quizá los encuentres tú!