Juntos somos Celta. Gracias afición.

Celtismo. Diferentes visiones, distintas preferencias, opiniones variadas… pero un solo corazón. Esto es el celtismo. Exigente cuando debe, comprensivo siempre; crítico cuando procede, animoso siempre; decepcionado a veces, pero creyente; dolido, pero fiel; preocupado, pero persistente. Feliz, mucho, cuando el equipo ofrece. Puede sentir resquemor en la victoria y orgullo en la derrota. Esto es el celtismo. Si el equipo necesita levantar el ánimo, quebrado por los resultados, ahí está, unido e incansable. Si necesita una inyección de fe, mermada por la situación, ahí está, sin fisuras ni reproches. El celtismo señaló el camino en el mapa hacia la salvación.

Cada estamento del club, cada integrante del equipo y el cuerpo técnico, agradece la enseñanza de este partido ante el Villarreal. Un recibimiento espectacular, un entusiasmo desbordante, un apoyo incesante, fe. Esto es el celtismo.

Juntos somos Celta. Gracias afición.