La Junta de Accionistas aprueba con abrumadora mayoría cuentas y presupuesto

La Junta de Accionistas del RC Celta, celebrada en el Salón Regio de A Sede, aprobó con una abrumadora mayoría, un 99,81 por ciento a favor y solo el 0,01 por ciento en contra de los votos, las cuentas anuales que recogen unos ingresos de más de 100 millones de euros de ingresos y 21,1 millones de euros de beneficios. La Junta contó con la participación del 62,76 por ciento del capital del club, con 86  asistentes y 236.620 acciones.

El presupuesto para la presente temporada, que asciende a 83 millones de euros con un superávit previsto de 4,4 millones, fue aprobado con el 99,80 por ciento de los votos  a favor y el 0,01 en contra.  En este presupuesto y tras once años de duro trabajo, ya no figura cantidad alguna de deuda concursal.

Como novedad, la directora corporativa del club, María José Herbón, realizó una completa radiografía del funcionamiento del club en el punto 2 del orden del día, examen y aprobación, en su caso, del estado de información no financiera del ejercicio.

El consejo de administración se mantiene con siete integrantes y con el presidente, Carlos Mouriño, a la cabeza, cuya reelección fue aprobada sin votos en contra.

El director deportivo del club, Felipe Miñambres, analizó la situación deportiva del club, tanto del primer equipo como de la cantera.

En el turno de ruegos y preguntas, el presidente del RC Celta, Carlos Mouriño, abordó diferentes cuestiones relacionadas con el ámbito deportivo. Respecto a un futuro equipo de fútbol femenino, el presidente apuntó que «nuestra idea es hacer cantera de fútbol femenino, lo que queremos es una base».

Sobre la nueva ciudad deportiva del club, Carlos Mouriño se mostró ilusionado por un proyecto del que el pasado sábado se puso la primera piedra. «En esta primera fase vamos a construir los vestuarios y los campos para que entrene el primer equipo. Antes hubo que mover toda la tierra e instalar los muros perimetrales», comentó. También criticó las dificultades puestas por algunas administraciones. «No solamente no nos han dado permiso para hacer la ciudad deportiva en Vigo, sino que se están poniendo trabas tremendas para que se haga en Mos», zanjó.

En su exposición, el presidente celeste explicó la oferta presentada ante la Comunidad de Montes de Tameiga y con la que ganarían una gran cantidad de terreno. Además, Carlos Mouriño indicó que también se les ofertó más de un millón de árboles para reforestar la nueva zona comunal. «Estamos convencidos de que estamos haciendo las cosas dentro de todo el marco jurídico y de la legalidad que puede existir. Os prometo que no vamos a decaer en nada porque creemos que el futuro del RC Celta pasa por la ciudad deportiva con todos sus servicios. Que nadie tenga la más mínima duda», apuntó.