RC Celta y Fundación llenan de ‘afouteza’ las habitaciones del Hospital Cunqueiro


El RC Celta y su Fundación quieren arropar a los seguidores celestes más jóvenes que están jugando el partido de sus vidas. A partir de este domingo, tras cada encuentro que se dispute en el estadio ABANCA Balaídos, se les mostrará a las directivas visitantes el regalo que se les dará a estos pequeños en su nombre, sumándolos directamente a esta preciosa iniciativa. Cubregoteros personalizados con los colores y el escudo del club para los niños ingresados en el área de Pediatría del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, entregando al hospital cuatro de ellos en nombre de cada equipo que acuda a nuestro estadio como visitante. Cada uno de estos cubregoteros llevará escrita la palabra ‘Afouteza’.

El club se ha querido sumar al movimiento Chemobox, una comunidad de diseñadores que utilizan impresoras 3D para crear estos cubregoteros y que se originó como respuesta a los padres de Iván, un niño soriano que combate la leucemia y para el que solicitaron ayuda en redes sociales para fabricarle un cubregoteros de su superhéroe favorito. El diseño base utilizado para fabricar las ‘chemobox’ celestes ha sido creado por Celso Frade, uno de los miembros más destacados de este movimiento solidario.

La acción del RC Celta y su Fundación nace con el objetivo de dibujar una sonrisa y mejorar el estado de ánimo de los niños que se encuentran hospitalizados, observando los colores de su equipo favorito en lugar del habitual gotero. El lema ‘Afouteza dos Campións’ estará muy presente en este regalo, un término que refleja a la perfección la valentía, el valor, la osadía y el coraje que tienen todos estos pequeños. Además, cada dos partidos que el RC Celta dispute como local, dos jugadores del primer equipo acudirán al hospital para repartir personalmente los cubregoteros acumulados.

Esta entrañable iniciativa es muy especial para el RC Celta y todos sus integrantes, que buscan estar junto a sus aficionados más jóvenes en estos difíciles momentos para transmitirles toda su energía. Club y Fundación hicieron entrega este año de 25 batas creadas con camisetas de la primera equipación serigrafiadas con el nombre y el dorsal de los canteranos del primer equipo en un acto muy emotivo que llenó de alegría celeste a los niños hospitalizados.